Omar González Fernández

La obra de Omar González nos transmite una energía vibrante, luminosa y destellante. Con sus generosas texturas de cristales, cuarzos, gemas, arenas, y demás materiales el artista traza sensuales aglomeraciones rocosas.

Inclusive, pareciera que las geodas, de la tierra misma como su nombre lo indica, abren sus vetas ocultas para el pintor exponiendo así, todo su esplendor, su brillante colorido, a la vez que la riqueza de sus formas y tamaños.

 

Sin duda, el autor obedece a ese llamado mineral llenando el soporte de llamativas tonalidades naturales y dinámicas disposiciones orgánicas. Sus composiciones son sencillas, pero retratan fielmente los patrones y figuras de esos seres terrestres. 

Omar plasma sobre la madera ese deleite visual al observar de cerca el arcaico proceso de formaciones magmáticas o sedimentarias. Es un conocedor y descubridor de la esencia de las rocas que encuentra a su paso, de sus secretos y sigilos encerrados…de ese silencio petrificado que deviene en color puro.

 

Asimismo, posee la suficiente sensibilidad plástica para expresar las texturas, los relieves, los tonos, los aspectos, las siluetas y los contornos de éstas en sus piezas, con un toque de realismo mágico. De tal manera, sus pinturas adquieren un armónico e interesante carácter escultórico, que invita al tacto una y otra vez.

 

Estamos ante un hombre en estrecha relación con la estética de lo pétreo. 

- Adriana Cantoral